La cita

"No hay nada limpio, nada saludable, nada prometedor en esta época de prodigios; nada, excepto seguir contando lo que pasa" (Henry Miller)

"De la esclavitud más espantosa, salió la música más libre"


"El lenguaje nos protege porque también sirve para canalizar el miedo y el peligro; de alguna manera, nos tranquiliza" (Alfredo Costa Monteiro)







sábado, 23 de enero de 2016

De las Rías al Río... Nilo

Hemos comenzado el programa con la cantante catalana Marina Rossell y hemos extraído un precioso tema de su disco Penyora (1978) "La gavina", uno de los más conocidos de su discografía. Marina es uno de los últimos representantes que llegó a la nova canço, una generación de músicos que reivindicaron su cultura y lucharon, desde las trincheras musicales, contra la dictadura franquista.
La novedad discográfica que presentamos tiene ya algunos años. Se trata del cuarto y último disco del polifacético músico gallego Pancho Alvarez, Sonche Atlántico (Fol Música, 2012), un disco inspirado por las músicas de los pueblos bañados por el Océano Atlántico, desde Galicia hasta el Norte y Sudamérica, anclando en Portugal, Irlanda y Bretaña. Hay ecos mexicanos, brasileiros y de Cabo Verde, pero predominan los arreglos sobre melodías tradicionales gallegas. Toda la música es original suya, y toca todos los instrumentos, una variedad interminable, con letras de los escritores gallegos Suso de Toro y Antón Reixa. Pancho Alvarez fue uno de los miembros de Matto Congrio, que a principios de la década de los noventa dio a conocer a músicos de renombre como Carlos Núñez, y fue germen de bandas imprescindibles en la renovación de la música tradicional gallega como Berrogüetto. En 1992 grabaron el disco del mismo nombre, Matto Congrio, que contenía una brillante versión de "Music for a found harmonium", un ya clásico de la música contemporánea, composición original de Simon Jeffes, el líder de la Penguin Café Orchestra. Este tema aparecía en su tercer disco, Broadcasting from home, de 1984. Pancho Alvarez también fue miembro de otra de las más importantes bandas del folklore gallego, Na Lúa, y acompaña habitualmente al famoso gaitero.
Wafir S. Gibril es un músico sudanés arraigado en Madrid de una calidad y versatilidad musical indudable, colaborador en infinidad de discos de los más variados grupos de folk, destacando su participación en Radio Tarifa. En 2002 grabó un soberbio disco en solitario, el único bajo su nombre, titulado Nilo Azul (Nubenegra) basado en los ritmos tradicionales de su país, y un homenaje a los distintos Nilos que atraviesan Sudán. Grabó el disco en un momento pletórico y radiante de creatividad musical. Muchas son las influencias que pueblan este trabajo, las jazzísticas, el reggae, y un sorprendente descubrimiento en su mezcla con la música búlgara, gracias a los hermanos Nasco e Ivo Hristov, que colaboran en "Cabazurna" Otra de las colaboraciones destacadas es la de la tristemente desparecida cantante saharaui Mariem Hassan, en "Toomi" El disco se cierra con una actuación en directo en el Centro Cultural de la Villa (hoy Fernando Fernán Gómez) de La Banda Negra, un efímero proyecto de supergrupo africano en Madrid y en el que también participó Wafir.
Hemos terminado con Martina Quiere Bailar, que hoy mismo presenta en Madrid su segundo disco, Noviembre. MQB es uno de los grupos más representativos de la nueva corriente de bal folk, que recupera los ritmos tradicionales de Centroeuropa, con la danza como protagonista.
Una semana más, ha sido un placer.
Fernando Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario