La cita

"No hay nada limpio, nada saludable, nada prometedor en esta época de prodigios; nada, excepto seguir contando lo que pasa" (Henry Miller)

"De la esclavitud más espantosa, salió la música más libre"


"El lenguaje nos protege porque también sirve para canalizar el miedo y el peligro; de alguna manera, nos tranquiliza" (Alfredo Costa Monteiro)







domingo, 5 de julio de 2015

Freelings

En una semana en la que nuestras libertades ciudadanas se ven amenazadas por la represora "Ley Mordaza", queremos dedicar el programa a músicos que han roto esquemas, que han apostado con decisión por la libertad de pensamiento y por la libertad musical... con el jazz como base para su creatividad... Empezamos con el disco de homenaje que grabó Joan Manuel Serrat a Miguel Hernández en 1969. Hemos querido abrir con su poema "Para la libertad".
Manuel Machado es una trompetista cubano afincado en Madrid y es el mejor exponente de la trompeta cubana en España. Ha grabado este año su primer disco en solitario titulado Vivencias, un trabajo exuberante de jazz, que viaja del latin jazz al danzón cubano o a la rumba, con la música afrocubana como seña de identidad. Machado ha tocado con luminarias del jazz como Paquito D'Rivera o Irakere, pero también con otras figuras populares españolas como Ketama o Luz Casal. Está en su mejor momento de madurez personal, creativa y artística. Le acompañan Gherardo Catanzaro al piano; Yrvis Méndez al bajo; Shayan Fathi a la batería; Rafael Arteaga al saxo y Juan Viera a las percusiones. Sencillamente... magnífico.
Experimentando hasta el límite con el free jazz y la música cubana destaca el saxofonista Steve Coleman, nacido en 1956 en Chicago. En 1996 grabó The sign and the seal (transmissions of the metaphysics of a culture) con la Mystic Rhythm Society y Afrocuban de Matanzas, donde expone su particular filosofía musical sobre la superposición de las estructuras rítmicas de distinta métrica sobre la que cada instrumentista improvisa e incorpora elementos de la música africana, el funk, el soul, la world music y el jazz. Estas ideas se hayan recogidas en el movimiento M-base (macro-basic array of structured extemporization" o "arreglo macro-básico de extemporización estructurada) Según sus propias palabras, "su propósito principal es el uso de la música como lenguaje de símbolos sonoros utilizados para expresar la naturaleza de la existencia humana" Su grupo principal, Steve Coleman and Five Elements nació en 1981 y sigue activo en la actualidad. "Guaguancó in progression" es la pieza que hemos escogido como muestra de su radicalismo sonoro.
Una de las principales influencias en la música de este saxofonista es John Coltrane, uno de los mayores exponentes del free jazz. Hemos escogido la primera parte, "Acknowledgement", de su obra maestra, A love supreme (1964), una obra vinculada al contexto sociohistórico en el que fue creada, en el momento de auge de la lucha por los derechos civiles de los negros.Una de las principales aportaciones de Coltrane es la que se refiere a la extensión de los solos, al eliminar cualquier límite temporal y dejar su extensión a la libertad y necesidades de los músicos. Una obra de alto contenido religioso.
El grupo multiétnico alemán Dissidenten grabó una fabulosa versión de A love supreme en su disco de 1993 The jungle book. Dissidenten está considerado uno de los grupos pioneros de la world music, fusionando la música hindú con otros estilos musicales. Así lo atestigua en otro de sus mejores discos, Sahara elektrik, de 1985, su segundo trabajo.
Una semana más, ha sido un placer compartir nuestra pasión por la música y por la radio.
Fernando Martínez


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario